23 nov. 2009

DECRECIMIENTO EN SANTIAGO DE COMPOSTELA 2

Las ideas y principios que comentábamos en la primera parte, han estado más o menos presentes históricamente en tres ámbitos:

-El movimiento clásico obrero (más en el anarquista que en el resto)
-Familia, con pan y valores de reciprocidad.
-Pueblos “atrasados”

Introduce aquí la anécdota de los indios que con un hacha de acero cortan más rápido la leña que con sus herramientas tradicionales, pero que en vez de usarlas para cortar más, lo que hacen es ahorrar tiempo de trabajo para ocio.
Esto es un poco utópico, porque la tecnología, por su mal uso, suele servir para cortar más y más. El mito del buen salvaje es eso, un mito, aunque aquí Carlos menciona a uno de los padres del decrecimiento, Serge Latouche, que trabajó en África, y dijo que mejor dejemos en paz a los africanos sin llevarles “desarrollo”, que ya saben ellos como lograrlo (algo extremista, por lo utópico que es, habría que haberlos dejado en paz hace tiempo, ahora ya hicimos la cagada de la colonización).

Podría pensarse que en el norte hay elementos que servirían para empezar el cambio. Pero según Taibo para empezar a decrecer hay que cambiar radicalmente: aviones, automóviles, construcción, militares, propaganda y publicidad serían elementos a eliminar. Sin embargo, ¿qué pasaría con el desempleo generado y el desequilibrio social que ocasionaría?
La solución pasaría por un lado en estimular actividades económicas para bienestar social y medio ambiente, y por otro el reparto del trabajo en el resto de sectores.

Se trataría de trabajar menos horas--------> ganar menos------------->tener más tiempo libre y consumir menos----------> más felicidad.

Si no alcanzamos esto por las buenas y de forma planificada, acabaremos teniendo que cambiar por las malas y de forma más catastrófica.

Hay muchos intereses en juego (por ejemplo en el descenso de consumo de Energía, donde empresas privadas echaron en cara a políticos que aconsejen el ahorro energético e incluso la campaña que ahora mismo está en marcha del ministerio, en cambio como el agua es pública no parece mal las políticas de ahorro).
Carlos también criticó las ayudas a los coches, en vez de promover un tren sostenible y con equilibrio territorial sin cierres de estacions, ya que el AVE además es para empresarios y ricos.

Hizo referencia a una anécdota de un amigo suyo recién fallecido que decía que habría que abolir la pena de muerte para todos excepto para los arquitectos. Carlos aplicaría esto pero para los “todólogos tertulianos de la radio”, cuya responsabilidad ante la opinión pública y su influencia en la misma no parece que asuman y se atreven a hablar de todo sin apenas conocimientos.

Criticó a la energía nuclear como solución a todos los problemas, ya que para él la única solución pasa por el decrecimiento de consumo y la introducción progresiva de energías renovables.

No dejó pasar la oportunidad de mencionar las otras crisis:
-climática
-energética por encarecimiento de materias primas
-superpoblación (no estoy muy de acuerdo con esto, en mi opinión aun no hemos llegado a que este problema sea clave, el problema es más bien la desigualdad de oportunidades, ya que técnicamente sabemos que se puede conseguir el acceso a servicios básicos para toda la población actual)
-expolio de los países empobrecidos

Ante esto se han producido dos reacciones:

a) rescate de instituciones financieras en crisis. Carlos afirma que luego seguirán igual y empleando las mismas prácticas (además ni se han juzgado a los responsables). Sarcozy hablaba de refundar el capitalismo, la izquierda dice que tenemos problemas con el capitalismo desregulado. Taibo afirma que hay problemas desde la base, no sirve simplemente refundarlo.

b) el estado está tirando de la demanda con proyectos públicos (la receta keynesiana) para salir de la crisis (como el Plan E). Los políticos socialdemócratas llevan 20 años de política liberal, y ya no saben hacer otras cosas. En esto yo no estoy muy de acuerdo, aunque se haya privatizado, hay líneas básicas de la política liberal que nunca se practicaron en Europa, ni siquiera con Tatcher.
La pregunta es, ¿quién usará las autovías dentro de 20 años, con el coste de la gasolina? Hay quien dice que los coches eléctricos, los que tienen fe en que la tecnología salvará el sistema a tiempo.

Aquí menciona dos caminos, el del resurgir de movimientos sociales y resistencia, y Auschwitz, comienza el siglo XXI (con aparición de prácticas fascistas promovidas por corporaciones para acaparar y especular con recursos cada vez más escasos, algo llamado darwinismo social militarizado, que según Taibo ya practicó Bush hijo y está practicando la UE con sus políticas ante inmigrantes pobres).

Alguien de un medio de comunicación, que prometió invitarlo a hablar sobre decrecimiento, le preguntó “¿y esto del decrecimiento no será algo muy revolucionario?”. Según él, a esto se puede responder que sí, ya que no es lo que se está promoviendo, pero también que no, sino que es lo realista..., un descenso paulatino y racional, controlado y por las buenas (ecológico, solidario, social...).

Al final reconoció que su proyecto es una base, pero no tiene soluciones operativas para muchas temáticas, pidiendo a todo el que quisiera sumarse al proyecto sus contribuciones para temas determinados:
-género
-sanidad
-educación
-medio rural
si no no sería concreto.
Realmente predecir el futuro es difícil y se nos da bastante mal, con lo que hay que mantenerse informados y con los ojos bien abiertos.

Ante la pregunta de cuál sería en su proyecto de decrecimiento el papel de la tecnología, las amenazas y oportunidades, comentó que la actitud es la del padre dirigente de familia, que si el hijo puede estar enfermo porque observa ciertos síntomas, prefiere asegurarse y llevarlo al médico a ver si realmente tiene algo o no. La tecnología no es mágica y hay que tener cuidado con como se emplea, ya que a veces se emplea como mito de los gobernantes para vender la moto de ciertas ideas. En mi opinión, este tema debe ser uno de los que más se tengan que desarrollar y concretar, y ESF puede y debe aportar en ello.

1 comentario:

Xosé Ramil dijo...

Estupenda crónica, Sergio. Para os que residimos en Madrid, anuncio que Serge Latouche estará na Casa Encendida o 9/12, con moderación de Carlos Taibo.
Apertas,