15 jul. 2009

Calcula el CO2 que produces cuando viajas

En blog No hay tiempo que perder escriben un curioso artículo sobre una herramienta de WWF que permite calcular nuestra huella de carbono cuando viajamos entre distintas ciudades. Desde la propia herramienta podemos después comprar créditos de carbono para compensar nuestro desplazamiento.

Si bien la herramienta tiene algún fallo (de vigo a santiago sólo recomienda el coche y no el tren) y desconozco lo realistas que son esos valores si que valen para hacernos una idea general. Y al margen de esto este tipo de iniciativas si que creo que pueden ayudarnos a reflexionar sobre los costos ocultos de lo que hacemos.

Toda actividad humana tiene un coste, generalmente ese coste sólo lo medimos en términos económicos, temporales, de esfuerzo o comodidad y de felicidad. Por ejemplo:
  • En un viaje calculamos el tiempo y el dinero que nos llevará llegar en tren frente al que nos lleva en coche, además del hecho de tener que desplazarnos hasta la estación.
  • A la hora de estudiar una carrera, aunque sea a nivel subconsciente, valoras el esfuerzo que supondrá estar 5 (o más) años estudiando, frente a las ventajas que obtendrás después
  • Cuando compramos un kilo de café o un litro de leche, comparamos precio contra calidad (o sabor)
Pero ¿Son estos los únicos criterios que deberíamos usar?
  • Sabes que el kilo de café es así de barato por la explotación a la que se ven sometidos los productores en origen.
  • Sabes que coger el coche para ir a esa cafetería que está a 20' andando está teniendo consecuencias negativas en el efecto invernadero
  • Sabes que ha habido guerras para controlar las reservas de coltan para fabricar tu nuevo movil cuando el otro funcionaba perfectamente.
No quiero que se me entienda mal, no hablo de vivir agobiados por la culpa, o volver a las cavernas. Se trata simplemente de que vayamos interiorizando que existen más criterios que el meramente económico a la hora de tomar decisiones.

Y no se trata tampoco de comprar en la tienda de comercio justo pensando que con eso vamos a sacar a una familia de la pobreza, se trata de que intentemos hacer lo justo porque
No puedes pensar que posees algo de un modo efectivo hasta que no está garantizado como posibilidad para todos y cada uno. (David de Ugarte)

2 comentarios:

Sergio dijo...

De Santiago a Coruña, sin duda, el tren, jejeje (2 kg vs 17 del coche). Y pa encima no tienes que ir pendiente de conducir y se puede aprovechar el tiempo...

Patricia Iglesias dijo...

Sólo un apunte, non todo o comercio por ser xusto é mellor. Explícome, débese primar o comercio local, que tamén pode ser xusto, e aos productos que non podemos acceder, si recurir a este tipo de comercio, ex:platanos, bananas, etc É decir, se poido comprar unha infusión de te verde producido aqui, ex: Milhulloa (ecoloxica, galega, etc) que un té verde de Ecuador,que a pegada ecolóxica debería pesar tamén..