16 abr. 2010

Nuestra base social y el bambú japonés...

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha, requiere de una buena semilla, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra, no se para impaciente ante la semilla sembrada y grita con todas sus fuerzas. Crece, maldita sea, crece.

Hay una cosa muy curiosa con el bambú japonés, que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas y te ocupas de regarla constantemente. Durante los primeros meses no sucede nada apreciable; en realidad no pasa nada con la semilla durante los primeros 7 años, a tal punto que un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas estériles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un periodo de solo 6 semanas, la planta de bambú crece más de 30 metros. ¿Tarda solo 6 semanas en crecer? No, la verdad es que se toma 7 años para crecer y 6 semanas para desarrollarse. Durante los primeros 7 años de aparente inactividad, este bambú genera un complejo sistema de raíces que le permiten sostener el crecimiento, que vendrá después.


Es tarea difícil convencer al impaciente de que solo llegan al "éxito", aquellos que luchan en forma perseverante y saben esperar el momento adecuado. De igual manera es necesario entender que en muchas ocasiones, estaremos ante situaciones en que creemos que nada esta sucediendo y esto puede ser extremadamente frustrante . Así que, en esos momentos que todos tenemos, recordemos el ciclo de maduración del Bambú Japonés y no bajemos los brazos ni abandonemos por no ver el resultado esperado, ya que si está sucediendo algo dentro de nosotros, estamos creciendo, madurando; no nos demos por vencidos. Todo proceso exige cambios, acción y formidables dotes de paciencia...

Ahora viene la parte de la reflexión, la verdad es que este texto se puede aplicar a muchos contextos como el personal ó el laboral pero yo voy a barrer para casa ;-) en ESF/ISF se puede trasladar perfectamente a nuestra base social, esta son las raices, lo que hace que se sostenga esta nuestra asociación. Asi que cuando tengamos un momento de agobio, de bajón, de impaciencia recordemos al bambú japonés y a su estrategia de desarrollo...

2 comentarios:

maria dijo...

gustoume moito Patri!!
;)

Chelo dijo...

Ánimo pequeñas semillas de bambú jeje =)