14 ene. 2015

Cósmica 2014: Aprender en comunidad

Germán Vargas Callejas, periodista, filósofo y profesor universitario, vino a presentarnos su perspectiva y experiencia vital de la gestión en comunidad. Indígena quechua, boliviano y residente en Europa desde hace 17 años, su hablar sosegado y su actitud de escucha, siempre abierta al debate y al aprendizaje bidireccional, nos permitió reflexionar y comprender de manera sencilla el potencial que encierra el trabajo en equipo y lo que realmente representa la vida en comunidad y la gestión de los bienes comunes de manera conjunta.

Valores como la solidaridad y el respeto están en la base de la pirámide cuando se habla de la organización de las comunidades indígenas bolivianas, donde las decisiones se debaten de manera participativa, democrática y horizontal, aunque finalmente sea la voz de la experiencia la que acabe inclinado la balanza.
Se habló de un cambio de perspectiva en la educación de los más pequeños como pilar fundamental para una visión comunitaria de nuestra sociedad. La educación que active de manera efectiva la participación de todos y cada uno de los niños, con dinámicas prácticas, en las que el aprendizaje sea continuo también para el profesor, y poniendo en valor las capacidades propias que todos los niños tienen, incluso sus facultades para evaluar y mejorar el trabajo de los demás.

Dos de las dinámicas centrales de la charla consistieron en lo siguiente:

- Dinámica de los globos:

Un grupo de unas 40 personas nos dividimos en dos equipos. Se asignaron varios globos a cada uno de los equipos y el objetivo era hacer llegar nuestros globos, ayudándolos a avanzar mediante empujones en el aire, a una línea situada a unos 100 metros del punto de partida; al mismo tiempo, se trataba de impedir que los globos del equipo contrario llegasen a nuestro punto de partida. El resultado fue desastroso: la mayoría de los globos rompieron, o se perdieron en el aire, y se malgastó demasiado tiempo sin conseguir que ningún globo llegase a su destino. Por eso, a continuación, se fijó el objetivo de hacer llegar tan sólo 2 globos a un punto final común, y hacerlo entre todos. Y esto sí lo logramos de manera sencilla, divertida y en muy poquito tiempo.
- Dinámica de la construcción:

Se nos entregó a todos una pieza de un juego de construcción y el objetivo era ir encajándolas una sobre otra, con la condición de que cada persona que aportase una pieza tenía que indicar una idea para solucionar el desafío de “acabar con el hambre en el mundo”. El resultado final fue que todas y cada una de las personas, sin excepción, aportamos una idea para acabar con el hambre y, al mismo tiempo, conseguimos levantar una estructura formada por unas 40 piezas, de diferentes formas y colores, una estructura única que además no se caía.







No hay comentarios: